Un modelo de sistema visual humano es utilizado hoy en día y se le denomina visión por computador, o visión técnica, como un campo de la inteligencia artificial. La mayor parte de las habilidades visuales las adquirimos durante la infancia, al interactuar con el mundo, en el caso de un niño que aprende a identificar factores de los objetos cuando los toca, los golpea, los deja caer, y se permite ver lo que pasa con dicho objeto.

Tiempo antes se pensó en desarrollar un robot que se desplazara e interactuara con los objetos tal como lo hace un niño, pero en realidad esto resulto ser mucho más complejo de lo que parecía, por ello se busco desarrollarse una investigación que se tratara más en el campo de la visión, para lograr reconocimiento de objetos en imágenes como rostros, hacer seguimiento de un objeto en una secuencia de imágenes, entre otros.

Cuando una retina está dañada, los foto receptores dejan de funcionar bien, sin embargo no significa que todo el sistema visual de una persona se haya perdido, por ello algunos científicos están desarrollando chips de silicio que puedan permitir la visión artificial, un chip que tal vez no permita la completa visión normal, pero que puede ayudar a las personas ciegas a movilizarse con más facilidad en una habitación o caminar por una acera, una robótica que pueda ayudarles a ver un poco mejor y permitirles identificar objetos, esto si es de gran ayuda.

El microchip recibe información visual, activa los electrodos que estimulan las células nerviosas en las áreas de la retina que corresponde a las características de una escena que se puede visualizar, los electrodos activan directamente los nervios ópticos que transmiten señales al cerebro, sin pasar por las capas dañadas de la retina. Este microchip es conocido como un implante sub retiniano dado que lo ubican debajo de la retina, de esta manera las personas podrán gozar casi de una forma natural un procesamiento de imágenes mas allá de la etapa de detección de la luz para producir una percepción visual en el paciente que está estable y sigue sus movimientos oculares.

Han dado información de que este micro chip podrá devolver la vista a los que padezcan de retinitis pigmentosa, degeneración macular y otras alteraciones retinianas leves. En cambio no es apto para las personas que son ciegos de nacimiento, o que sufran glaucoma grave y tampoco quienes tengan retinopatías diabéticas severas.